Ideas para dividir tu casa en ambientes

 La división de espacios no siempre pasa por la  construcción de un paramento, muchas veces la simple disposición del mobiliario o de un elemento exento puede cambiar la circulación en una estancia o redefinir su uso.

Aquí te presentamos algunos ejemplos de formas de dividir los espacios ganando amplitud y originalidad:

El uso de listones verticales de madera —o cualquier otro material— es una manera fácil de separar visualmente dos ambientes sin comprometer el estilo decorativo de la estancia.  El grosor de los listones así como la distancia que dejemos entre ellos marcará el grado de privacidad del espacio.

Con la tendencia cada vez más extendida de crear espacios abiertos, también crece la necesidad de aislar sutilmente ciertas zonas, como es el caso del recibidor o la entrada. Para ello, el uso de mobiliario en forma de panel vertical se convierte en uno de los mejores recursos decorativos.

 

 

 

 

Las estanterías divisorias que van de suelo a techo se convierten en una apuesta segura cuando pretendemos separar una zona de la casa sin necesidad de utilizar un tabique.

 “Además de privacidad, contamos con la funcionalidad que una estantería aporta para almacenaje y su indudable factor estético que pude casar con cualquier estilo.” comenta la interiorista Elena Marló.

 “Los muretes de obra, a media altura son sin duda otro práctico elemento divisorio, que permite el flujo de luz natural separando espacios.
Muy utilizados por su versatilidad en dormitorios y baños. También en como cabeceros de cama separando zonas de paso o almacenaje” cuenta Elena Marló.

Uno de los recursos más económicos para diferenciar dos ambientes sin tener que realizar obras —y además por poco dinero— es utilizar la pintura como elemento diferenciador.

Instalar un cerramiento acristalado con cuarterones puede resultar una solución ideal para dotar de luminosidad cualquier espacio que carezca de ventanas, además de separar los ambientes.

La separación de espacios mediante la instalación de distintos pavimentos resulta de lo más estético y funcional, pudiendo colocar un pavimento más cálido en zonas de estar y más resistentes en zonas de uso intenso o agua.

En espacios de dimensiones especialmente reducidas se pueden aplicar ideas ligeras y decorativas como es el caso de las cortinas o caídas de flecos, un medio socorrido y muy económico para crear un juego de perspectiva y profundidad sutil.

Los cerramientos inspirados en los paneles japoneses, elemento de partición esencial en la cultura nipona, pueden también adaptarse a los hogares de estilo occidental.

La practicad no está reñida con la creatividad. Utilizar elementos de carácter orgánico y vegetal para crear una sutil separación entre dos ambientes aportará dinamismo. Además, tendrás un sugerente elemento decorativo vertical.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *