La madera a tus pies

El pavimento de madera es un material natural que envejece con elegancia y una de las mejores elecciones para la instalación en viviendas, por su estructura superficial inconfundible, su calidez y el halo de lujo que aporta a cualquier ambiente.

Sea roble, haya, arce blanco o cerezo, aquí siempre hay algo para cada estilo y gusto de interiorismo.  El suelo de parqué de alta calidad de maderas seleccionadas presenta una larga vida útil y es sobre todo de fácil conservación.

El parqué multicapa es un suelo de madera con una capa superior de un grosor que puede oscilar entre los 2,5 y 6 mm. Puede ser macizo, compuesto de una sola pieza de madera, o multicapa como vemos en la imagen siguiente. El parqué multicapa se compone de (1) distintas capas de barnizado, (2) una capa de madera maciza, (3) una capa de núcleo que puede ser de distintos materiales para aportar estabilidad al suelo y (4) una base de chapa. La diferencia, además de en el precio (el multicapa es más económico porque la variedad de materiales que se pueden emplear en la base lo abarata), está en que el suelo de madera maciza se podrá acuchillar y lijar más veces que un suelo de parqué multicapa, en el que dependerá del grosor de la capa superior.

Diferencias entre tarima flotante, suelo laminado y parquéSegún su instalación podemos hablar de parqué flotante (lo que también se denomina tarima flotante) o parqué encolado. El parqué flotante se coloca sobre el suelo base, sin pegarlo a él, mientras que en el encolado se pegan todas las tablas a suelo, por lo que la instalación es más aparatosa. ¿La diferencia? Con el parqué encolado se evita el ruido a hueco que se produce al pisar la tarima flotante, pero por otra parte es más posible que se produzcan humedades.

El parqué de madera maciza es de unos 20mm de grosor y su instalación se realiza mediante tablillas encoladas, flotantes, macizos,…La instalación oscila entre unos días -lo más habitual en instalaciones domésticas- hasta varias semanas, dependiendo de los distintos tipos de madera que se mezclen en instalaciones más complejas.

Los motivos para acuchillar parqué y tarimas son:

  • Arañazos ocasionados por muebles o mascotas.
  • Suciedad como grasa, manchas.
  • Humedad en áreas de baños, cocinas.
  • Madera opaca, sin brillo, a causa del uso o del sol.
  • Movilidad de las tablillas.

¿En que consiste el acuchillado del parqué?

  • En primer termino se realiza un lijado de la madera que cosiste en el paso de una máquina lijadora específica para este fin por toda la superficie, consiguiendo la nivelación de las tablillas y la eliminación, si lo hubiera, del barniz antiguo.
  • A continuación se pasa una lija más fina para conseguir un acabado más uniforme y se repasan las orillas y rincones.
  • Para la obtención de un excelente y brillante resultado se aplica la imprimación consistente en tres capas de barniz acabado de poliuretano.

 

 

El acuchillado y barnizado de un suelos de madera puede ser muy económico si está en buenas condiciones.

Un mantenimiento periódico es la forma de que un suelo de madera se mantenga impecable durante más tiempo, y por tanto, se reduzca la cantidad de restauraciones necesarias. El pavimento de madera con acabado barnizado necesita una limpieza con productos específicos para parqué, mientras que si tiene una superficie aceitada, además de esa limpieza necesitará un mantenimiento anual a base de aceite, de cara a renovar la protección,.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *